Páginas vistas en total

lunes, 6 de abril de 2015

UNA HISTORIA QUE NO DEBE SER CONTADA


 UNA HISTORIA QUE NO DEBE SER CONTADA (A POEM)



Escribo sobre las sombras de las sepultuas
Y he sido intenso en el juego de la luz y el quehacer
Las gigantescas runas azuladas de nuestros mitos
Y la presuncion de los dos temas emparentados
A los dieciseéis recogí mi cabello, dijo ella,
eso fue antes de la tercera guerra mundial:

Todo aquello que viene presto y salta y es un humo turbio sobre el tejadal castigado
Y el viento en la cadera veraz se necesita
Rojos entubios del parque tres en raya
Yo como siempre soy el que se esconde, Enriqueta
Y lo que se ha buscado y ni apetece ni es estudio de dar
¿Cuántos muertos van ya?
Aguirre y la colera de Dios
Maicena y churros y rumanos
Debajo de la cafetera cojo la mano de ella
Turbinas aposentadas y Gigalmesh
Caras redondas de buenos soldados en mi batalla
Y los cojines rosas con pelos blancos
Debajo de los hombres del circo la cimitarra y la gaseosa
Siempre andando hacia aquel lugar
Ruina en el desierto
Y aquellos modos de caballo
Y ver en la verdad hasta que alcance la paniagua
Tres dias de ser yo
Tuve mi tiempo destinado igual que tu
Pero con menos grasa y bocatas
Asi ha sido mi luciernaga que investigaba un poco
Y un poco corredor tambien desaborio
Y castaño
Hasta el dia azul recuerdo
De aquel lugar
De aquel lugar por cierto arrancado del corazon
Visitando las casas
 Y a la entrada de la urbe
Donde veia yo las tapas y cervezas
Habia un bosque de pinos diminuto
Yo con mis gafas encontradas en la playa
Me hacia fotos vestido de ciclista
Y la indecente risa de las britanicas
Sus vestidos de noche
Y luego la cafeteria donde nunca estuve
Y que tambien era un karaoke
Un dia habia un mercadillo
Y vendian sandalias baratas y libros en ingles
Y asi hasta que me enconte cinco euros
Y me los gaste en una pinta de Guines
Y los bares sin nadie a penas
Y luego mataron a un hombre en un.pub
Le dispararon, fue la mafia
Y yo pensaba no es cierto
Y caminaba por la arena
Mis amigos a quince kilometros
Y yo sudaba mirando las casas para la pesca
Por el calor atomico y la culpa mia
Y todo es asi
 La clarisa rebelde
Y los toques de la luna
La tostada untada de mantequilla
Y los misterios de Laura
Y asi con la participacion del tomador
Y biendormido en el paseo de las petunias
Alli donde bajé del miniautobus
Y quise convencerme contra los que se equivocan
El mono de monte me lleva por el camino
Y las ranas cantan y tranquilizan a todo el mundo
Tostadas igual que las serpientes
Tostadas untadas de mantequilla
Todos al juzgado
Donde poner los pies
Y asi se permite insistir
En el recuerdo que sorprende de las ranas
Que entre los barrancos saltaban
Y luego callan

No hay comentarios:

Publicar un comentario